Cerro de los Allozos

El oppidum del Cerro de los Allozos es una de las ciudades ibéricas más destacadas del sur de la Península Ibérica. La población empezó a establecerse en este cerro a finales de la Edad del Bronce, hacia el año 1.200 a.C., y desapareció de forma brusca a finales del siglo III o inicios del II a.C., hecho relacionado con la segunda Guerra Púnica o guerras civiles romanas.

cerro-ayozos

Impresionante oppidum ibérico, con dos necrópolis y controlando el principal acceso entre la vega de Granada y el alto Guadalquivir. Por los materiales que se ven en superficie, al margen de las murallas y torres aún visibles, podemos saber que se fundó como un pequeño poblado del Bronce Final (hacia el año 1000 a.C.) y, posteriormente, creció hasta convertirse en un sitio ibérico de mucha entidad. Posiblemente fue destruido por los romanos tras la segunda guerra púnica, ya que no hay materiales del siglo II a.C., por lo que podemos sospechar que fue favorable a los púnicos, pagando a finales del siglo III a.C. muy cara su tendencia antirromana.
Ésta ocupación continúa en época romana y medieval-islámica (etapas almohade y nazarí, S. XIII a XV).
En su superficie se han encontrado fíbulas tipo Huelva, así como fragmentos de plomo con inscripciones ibéricas correspondientes al Bronce Medio y Final así como al período ibérico antiguo y clásico.